Luchamos por el agua!

25 07 2011

Reserva de Manglar

Esmeraldas es una provincia situada en  la costa noroccidental, conocida popularmente como la provincia verde. Su población se compone principalmente por afro ecuatorianos, descendientes de los antiguos esclavos africanos, traídos a la región durante la conquista española, que lograron escapar de las minas y agruparse selva adentro en sus propios pueblos, llamados palenques. Además de los afro ecuatorianos, también se encuentran aunque en reducido número, poblaciones indígenas y refugiados colombianos que llegan a la región huyendo del conflicto. La región es además, una importante zona de biodiversidad en Ecuador, de la que históricamente han vivido sus habitantes (pesca de camarón, concha y peces), pero sobretodo destaca por las grandes extensiones de manglar que rodean sus ríos.

Grandes cultivos de Palma Africana.

Pese a que la belleza de este lugar es aun impresionante, según cuentan l@s habitantes, esta no es más que una pequeña parte de lo que era antaño. Esto se debe a la continua explotación de recursos que han sufrido. Primero fue la tala masiva de bosques para el comercio de madera, que dejó grandes zonas devastadas. A continuación vino el cultivo de Palma Africana para biocombustibles, que fue transformando la región en un paisaje monótono, destruyendo otros cultivos con sus pesticidas y esclavizando a la población que con pocas alternativas, se ve obligada a trabajar en ellos a cambio de un paupérrimo salario en el mejor de los casos (9 $ al día por 11h de duro trabajo).

Contraste contaminacion río Wymby, Fuente: CID-PUCESE

Otro problema que preocupa especialmente a l@s habitantes, son las consecuencias de la minería a pequeña escala no controlada. Esta minería con sus procedimientos está contaminando gravemente los ríos y las especies que viven en ella, ya que muchos de los residuos son lanzados directamente al agua sin depuración previa. Además para la extracción se utilizan retroexcavadoras que hacen grandes huecos en la tierra (30 x 15 m), destruyendo la fina capa fértil, y no reparándolos posteriormente con lo que se deja inútil esa tierra. Se calcula que en la provincia hay unas 200 máquinas retroexcavadoras trabajando y que muchas de ellas pertenecen a grupos narcotraficantes que controlan además de este, otros negocios como el tráfico de gasolina, la prostitución… Debido a la gran cantidad de denuncias recibidas, el ejército decidió realizar un operativo en el que bombardeó 67 maquinas de la región, paralizando momentáneamente la actividad, aunque en pocos días esta se reanudó nocturnamente y ahora vuelve a funcionar con total normalidad.

Camarones afectados por la contaminación. Fuente: CID PUCESE

Viendo la ineficacia del gobierno, en algunos casos por intereses propios, la población empieza a movilizarse.  Primero fueron l@s habitantes de San Agustín que en protesta por la contaminación de su río, decidieron bloquear las carreteras. Durante los últimos meses, han decido compartir esa preocupación, l@s habitantes de otros pueblos, los misioneros cambonianos y l@s estudiantes del Centro de Investigación de la Universidad Católica de Esmeraldas, entre los cuales han conformado un comité para la Defensa del Agua en la región. Todo ello se realizó en una reunión en la que l@s estudiantes presentaron un estudio sobre los efectos de esta minería. Los resultados fueron alarmantes:

  • El bosque tropical tarda 150 años en recuperarse y si se le saca la capa fértil, como es el caso, no se recupera nunca más.
  • En el agua se concentran elevados niveles de aluminio, no aptos para consumo humano, animal ni agrícola
  • Reducción drástica de diversidad de peces y camarones, especialmente los depredadores visuales que no pueden cazar debido a la contaminación.
  • Se ha encontrado mercurio y arsénico en los peces.
  • Además muchos peces y camarones presentan malformaciones
  • Se han observado también reacciones en personas que se bañan en los ríos, que serán estudiadas en el futuro con mayor detalle.

Al oír estos datos tod@s tomaron conciencia de la importancia de la lucha que acababan de comenzar. Esta es la lucha por su región, por su agua, por su vida.





Zona de Reserva Campesina, una nueva esperanza

14 06 2011

Tal como explicamos en otras entradas, el campesinado colombiano ha sido durante muchos años, y es aún a día de hoy, perseguido. Esta persecución tiene como finalidad forzar al campesin@ a abandonar sus tierras. Unas veces para que pasen a formar parte de grandes latifundios (10% en manos paramilitares y narcotraficantes), y otras, de  grandes multinacionales, a las que no se les escapa gran riqueza mineral que poseen. Para garantizar el desplazamiento, el Estado colombiano ha limitado su presencia, a una fuerte militarización de la región bajo la excusa de la lucha contra las drogas y la insurgencia obligando al campesinado o bien a engordar los cinturones de pobreza de las grandes ciudades, o a ocupar nuevos terrenos selva-adentro.

Este continuo desplazamiento ha hecho que el campesin@ a día de hoy viva en terrenos baldíos, es decir que oficialmente pertenecen al Estado, aunque lleven años trabajando en ellos. Esto constituye una nueva amenaza de desplazamiento, y más después de ver que el Estado, haciendo valer sus intereses, no ha cumplido con su obligación de darles el título que les pertenece. El anuncio este año por parte del nuevo ministro de agricultura de volver a reactivar las Zonas de Reserva Campesina (ZRC), es un paso en la lucha contra esta amenaza.

Que es la Zona de Reserva Campesina (ZRC)?

Una ZRC se define como un área geográfica delimitada para ordenar social, cultural y ambientalmente la propiedad de la tierra en esa región. Es una figura que defiende el derecho a la tierra del campesin@, así como lo hace el Resguardo para los pueblos indígenas o los Consejos Comunitarios para los Afro-Colombianos. En esta región se busca desarrollar, estabilizar y consolidar la economía campesina para que convivan pequeños propietarios. En la ZRC, la propiedad puede delimitarse en términos de Unidad Agrícola Familiar (UAF). Una UAF corresponde a un número de hectáreas variable, en función de la unidad familiar que tenga que sustentarse.

Esta figura fue aprobada por el Gobierno en 1994, después  de diversas marchas en la década de los 90 protagonizadas por las organizaciones campesinas. Este logro se vio truncado con la  llegada al Gobierno de Álvaro Uribe (2002 – 2010), el cual paralelamente a su política de terror, se dedicó a estigmatizar las ZRC, presentándolas como refugio de la insurgencia, hasta conseguir congelar todas las iniciativas que ya estaban en marcha.

Qué beneficios aporta la ZRC al campesinado?

  • La titulación de la ZRC, es comunitaria,  lo que obliga a las parcelas a atenerse a las normas de la ZRC, pero cada familia es  propietaria (con título) de su UAF, por lo que ya no es vulnerable ante un posible desalojo por parte del Estado.
  • Cualquier propietari@ puede vender su UAF, cambiarla, pero nunca puede hacerlo a una multinacional, sino que ha de hacerlos a otro campesin@. Además ningún campesin@, puede ser dueño de más de una UAF, lo que combate claramente el latifundismo que es un grave problema en Colombia (Un 0,43% de los grandes propietarios es dueño del 62,91% del Área Predial Rural)
  • Se prohíbe la extracción indiscriminada de recursos naturales, lo cual busca su preservación mediante una explotación racional. Además, al no poder poseer grandes extensiones, las multinacionales no pueden acceder a estos terrenos
  • Construcción participativa por parte de l@s campesin@s de  un Plan de Desarrollo de la región al cual el Estado está obligado a limitar sus inversiones. Esto significa que será el mismo campesinado quien decide la dirección a tomar para el desarrollo y que el Estado está obligado a invertir en ello.
  •  Elaboración de un Plan de sustitución de cultivos de uso ilícito a través de iniciativas productivas concertadas  con las comunidades campesinas . Esto hace que el plan para erradicar este tipo de cultivos ya no sea la fumigación masiva sino a través de generar una alternativa real al campesinado.
  • Permite la creación de una política rural alternativa encaminada hacia la verdadera reforma agraria que requiere el país.

Así pues, con el anuncio realizado por el Gobierno y la reactivación de las ZRC, se abre una nueva esperanza para tod@s es@s campesin@s que viven día a día bajo la amenaza de un nuevo desalojo. Ahora es el momento de ver si el anuncio de creación de nuevas ZRC hecho por el gobierno para este año queda en solo palabras o termina siendo una realidad.





¿Oro o Agua?

28 03 2011

Autor: IAP

Tal como explicamos en el post anterior, nuestro primer acompañamiento fué al municipio de Califonia ( NE de Bucaramanga). La organización acompañada fué la ACVC (Asociación del Valle del Rio Cimitarra) y la finalidad reunirse con los líderes de junta comunal de las diferentes veredas (asentamientos alejados del casco urbano) de la región.

El municipio de California, es una región altamente rica en diversos aspectos. Por una banda, posee una riqueza natural, con ecosistemas únicos  como son el páramo y el bosque nublado andino. Además, gran parte de los ríos que abastecen las ciudades de alrededor (tanto de agua como de pescado) nacen en sus montañas. Por otra banda posee una gran riqueza mineral, concretamente oro. Este oro ha sido históricamente explotado por pequeños mineros artesanales, pero en los últimos años, concidiendo con el Plan Colombia Minera 2019, se ha atraído el interés de las grandes compañias transnacionales mineras. Esto se ha conseguido en gran parte con una rebaja sustancial (nosotros diríamos regalo) de las regalías que estas empresas han de pagar al país. Concretamente éstas han pasado del 15% al 0.5%. Es decir ya no basta con despojar y  regalar tierras sino que ahora se regalan recursos.

El objetivo princiupal de la reunión era conocer directamente de l@s campesin@s afectad@s  el impacto que estas empresas han conllevado, tanto en el aspecto natural como social.

El aspecto natural es obvio. La intención de las empresas (entre ellas Greystar) era pedir la concesión de minería al aire libre. Esta consiste en reventar la montaña y poco a poco ir extrayendo el oro de los escombros. Asi pues en el aspecto natural, se procedería a la destrucción del ecosistema, y una mayor contaminación de ríos que con la explotación minera actual.

Autor: IAP

En el aspecto social se encouentran muchísimos problemas. El primero es que la promesa de que la empresa aportaría dinero a la región, no solo ha sido falsa, sino al contrario, ha conllevado un mayor empobrecimiento. La empresa no compra los alimentos locales (son todos importados de las ciudades), y a parte una fracción de los salarios se pagan en vales que son de obligatorio cobro en la ciudad próxima de Bucaramanga, y por lo tanto también gastados en la misma.

Otro problema social que ha venido unido a las transnacionales es  la aparición en el municipio de prostitución. Gran cantidad de mineros hacen valer su pequeña ventaja adquisitiva comprando el cuerpo de mujeres e inclusive niñas. Otras veces lo hacen bajo la promesa de pagar estudios a chicas sin posibilidades, llegando en muchas ocasiones a dejarlas embarazadas prematuramente, para a continuación no responsabilizarse y abandonarlas. Este echo de abandono de mujeres e hij@s, no es un problema específico de la región sino es un problema social muy extendido en todo el país del cual ya hablaremos en futuros artículos.

La  presión mediática ejercida por parte de grupos ambientalistas, así como la amenaza de contaminación de aguas, ha hecho que gran parte de la población se posicionara en contra de este tipo de minería. Esto creó una gran incertidumbre en el gobierno, que durante semanas dudaba de qué veredicto dar a la petición de minería abierta hecha por Greystar. Esta incertidumbre se transformó en una caída del valor de las acciones de Greystar en la bolsa. Este echo hizo que finalmente Greystar decidiera renunciar a su petición. No obstante esta renuncia está muy lejos de  ser una victoria. Explicamos. Actualmente Greystar ya está explotando las minas, aunque lo hace bajo suelo, perforando en Galerías. Estas  galerías no son pequeñas, sino suficientemente grandes para que pasen los camiones. Estas perforaciones dentro de la montaña, provocan a largo plazo una perdida de agua en el suelo del páramo,  que con los años éste se irá alterando hasta su destrucción, y es entonces cuando la compañía tiene previsto solicitar la licencia para explotación al aire libre. La renuncia ha creado por otra parte un conflicto interno en el municipio entre mineros a favor de la transnacional y campesinos con tierras en contra, que además ven como progresivamente se secan sus tierras.

Autor: IAP

Es por eso que la lucha continúa y que en la reunión además de conocer estos problemas se buscaron actividades a realizar y se definieron los pasos a seguir para además de conservar el ecosistema, incluir en el proyecto a los mineros artesanales, dándoles las herramientas para que su actividad sea sostenible y no contaminante.

En definitiva podemos decir que fue un acompañamiento sin problemas, en una zona preciosa y a su vez muy interesante.