La informalidad como alternativa (I): La vivienda informal

7 12 2011

Asentamiento Humano Los Angeles, Piura.

Cuándo se habla de economía informal se piensa inmediatamente en un problema. Vendedores clandestinos cuyos negocios no pagan impuestos, tierras ocupadas que no están registradas…  Hacer esta relación es enfocarlo de una manera totalmente  errónea. En Perú, como en otros países, el problema no es la economía informal, sino el Estado, que no es capaz de satisfacer las necesidades básicas de los más pobres. Es por ello que aparece una respuesta popular espontánea y creativa: La economía informal.

Este primer capítulo hablaremos de la vivienda informal. Estas se encuentran en los llamados Asentamientos Humanos (AAHH) que son extensiones desérticas anexas a la ciudad, ocupadas por gente necesitada, mediante un proceso de invasión. Allí edifican sus viviendas.  A día de hoy estos AAHH  conforman grandes barrios que rodean las principales ciudades del país.

Poco antes de los años 40, empezaron en Perú las grandes migraciones del campo hacia la ciudad.  La falta de oportunidades, sobretodo a nivel educativo,  juntamente con la crisis que afecto al agro entre el 40-45, obligaba a las familias a buscar nuevas oportunidades en la ciudad.  Al llegar a las ciudades, se encontraron con un mundo hostil. La ciudad, no estaba preparada ni dispuesta, a acoger los migrantes del campo  y esto se hizo notorio en diversas leyes, que les dificultaba enormemente el acceso a la vivienda, educación y al trabajo. Ante esta exclusión y viendo que eran números@s, empezaron a organizarse para, mediante métodos “ilegales”, alcanzar objetivos legales como construir una casa, obtener un trabajo… En la actualidad ya no son migrantes del campo los que conforman nuevos AAHH, sino gente que ha nacido en AAHH y que por la reiterada falta de oportunidades, se ve obligada a buscar nuevos terrenos donde establecer su casa.

Con el fin de procurarse una vivienda aplican un método que va exactamente al revés del proceso legal. En vez de adquirir una propiedad, edificar, obtener servicios y ocupar la vivienda, éstos, ocupan primero el terreno, luego construyen, luego lo habilitan y sólo al final obtienen la propiedad.  Todo este proceso se lleva  acabo de manera muy organizada.

Proceso de Invasión

El proceso de invasión comienza con la reunión de un grupo de personas que comparten una misma finalidad, procurarse una vivienda.  A menudo también colaboran “invasores profesionales” (sindicalistas, políticos o empresarios) que aportan su experiencia a cambio de beneficios políticos o económicos.

En estas reuniones primeramente se decide el lugar que se quiere invadir. Además de los factores geográficos, se tiene muy en cuenta la propiedad del terreno. El 90% de invasiones exitosas se llevan a cabo en terrenos estatales, ya que al no afectar a alguien en concreto, hay menos posibilidades de recibir una reacción contraria. No obstante algunas invasiones en terreno privado, sobretodo si pertenecen a alguien que acumula muchos terrenos,  han acabado con el Estado concediendo la propiedad a los invasores.

A continuación se planifica el futuro asentamiento. Primero, se contrata a ingenieros o a estudiantes de ingeniería para que tracen los planos. Se reparten los lotes de tierra, se reservan áreas para futuros edificios públicos (escuelas, centros de salud, parques). Luego, se empadronan los futuros habitantes y se determina un aporte para gastos comunes. Por último se confecciona la organización del asentamiento. Esto es, se determina los responsables de la negociación con la autoridad, el control del orden público del asentamiento y se organiza una resistencia contra cualquier intento de desalojo.

Bandera peruana en Asentamiento Humano

Una vez realizados los pasos previos, se procede a la invasión. Esta normalmente se realiza de noche o la madrugada,  coincidiendo a ser posible con una festividad, ya que esto reduce las posibilidades de una reacción rápida por parte de la policía. Las familias llegan con palos, esteras y todo el material necesario para levantar su primera vivienda. Es muy común que llenen el lugar de banderas peruanas para indicar que no se está cometiendo ningún delito, sino un acto patriótico de justicia social. A continuación empiezan a marcar y distribuir los lotes de acuerdo con el plano previamente elaborado y se colocan encima las esteras en forma de iglú. Esta será su primera casa. En las jornadas siguientes se distribuyen los trabajos para conformar el asentamiento: edificar las casas con las esteras y palos y negociar con el comité de microbuseros más cercano para que extienda la ruta hasta el nuevo asentamiento.

Obtención de la propiedad y relaciones dentro del AAHH

Asentamiento humano Castilla, Piura

Una vez realizada la invasión, los esfuerzos de los pobladores se encaminan en dos temas. En la obtención de la propiedad del terreno, y en, a medida que avanza la “legalidad” de su asentamiento, invertir en una mejor vivienda (edificación con mejores materiales).

Respecto a la obtención de la propiedad del terreno, se realizan negociaciones en el ámbito político y burocrático, lo cual exige contactos. Es habitual que una directiva designada para las negociaciones, sea substituida si pierde acceso a las autoridades. Estas negociaciones abarcan el reconocimiento del derecho de propiedad, la provisión de servicios básicos, justicia pública y obras de infraestructura. Pero este proceso es muy largo. Se calculan que son unos 160 pasos administrativos que duran un promedio de 20 años.

Durante este tiempo la vida dentro del asentamiento es bastante precaria y es por ello que los pobladores del asentamiento se organizan para cubrir las carencias existentes. La situación de cada AAHH dependerá de la Junta Directiva que tengan y de cómo logren organizarse.

Algunos aspectos a destacar de la organización son: conservar el registro de propiedad predial del asentamiento en los que a la larga se basará el Estado para otorgar las propiedades y la administración de justicia dentro del asentamiento. La justicia de imparte a nivel predial y penal. A nivel predial resuelven casos de incumplimiento de contractos, disputas familiares en torno a propiedad de un terreno, etc. A nivel penal se resuelven casos de delito de una manera particular, dando especial importancia a los testimonios de los vecinos.

Como vemos, la invasión de terrenos, es una respuesta organizada de la población ante una falta de inversión social. Los más pobres y descontent@s no están dispuest@s a aceptar una sociedad en los cuales las oportunidades, las propiedades y el poder son propiedad de muy pocos. De una manera u otra las personas  conciben que las autoridades, las instituciones legales del país, no les permiten realizar sus expectativas por básicas que sean, ni les otorgan límites mínimos de facilidades y protección. Todo ello, les produce una frustración tal que podría desembocar fácilmente en violencia. Para evitarlo buscan la única alternativa posible, La informalidad.

Anuncios




Ejecuciones extrajudiciales (Falsos Positivos)

8 05 2011

Miércoles 27 de abril de 2011, en el Juzgado Primero de Medellín, Eduard Alejandro Castaño Bolaños, exsoldado del batallón Calibre, Décima Cuarta Brigada del Ejército, se dirijía al estrado para dar su testimonio sobre el asesintato de Aicardo Antonio Tobón Ortiz alias “El Murciélago”, líder campesino del valle del Río Cimitarra   Se denotaba en sus pasos, su mirada, un estado de nerviosismo inusual. No en vano, lo que estaba a punto de declarar podía costarle la vida a él y a su familia. Empiezaba a pensar que tal vez no había sido una buena idea, y no ayudaban las miradas amenazantes que los acusados, sus antiguos compañeros de batallón,  le propinaron al cruzarse en el pasillo. Había mucha presión y amenazas para que no colaborara.

Aicardo, alias “El Murcielago” era un hombre muy querido en Puerto Matilde. Era un líder campesino de 58 años,  que se beneficiaba del programa de cría búfalos ofrecido por la ACVC. “El murcielago”, amaba sus búfalos, tanto que la pequeña casa de madera donde vivía, estaba construida encima del corral donde éstos dormian.

Eduard, avanzaba dubitativo, aún sin saber si el miedo lo vencería o si por lo contrario, sería capaz de sentarse y declarar. La recompensa por decir la verdad era una rebaja de 10 años en su condena, pero el precio podía ser la vida. Lo ayudo a seguir adelante el coraje transmitido por las abogadas, juntamente con el hecho de que este caso, por ser mediático, le conferia cierta protección. Otro dato favorable era la imparcialidad demostrada por el juez al encontrar los acusados desesposados tomando tranquilamente un café. Éste remarcó que todos los acusados debían  ser tratados con el principio de igualdad, independientemente de si son militares o civiles y por lo tanto debían ser esposados.

Inhalando una gran vocanada de aire, Eduard se sentó, tragó saliva y empezó a declarar.

Según explicaba los hechos ocurrieron el 8 de julio del 2008, en la vereda de Puerto Matilde, Yondó. Todo comenzó cuando los soldados del batallón Calibrio, vieron como llegaba a su campamento un camión de alimentos. En éste venía, además de la carga esperada, un dinero en gratituid por la liberación de  la excandidata presidencial Ingrid Betancur. Mientras los soldados recibían su premio ordenadamente en fila, el  Teniente Edgar Iván Maestre Flórez iba pidiendo a cada soldado un aporte de 70 – 80 mil pesos para hacer un trabajo. Los soldados de la contraguerrilla recibirían a cambio un permiso de entre 11 – 15 dias.

Los soldados aceptaron aún a sabiendas que el procedimiento para obtener dicho permiso era ilegal, y comportaba matar a un civil inocente, en este caso a Aicardo. En palabras textuales, el plan consistia en  “legalizar a alguien y hacerlo pasar como subversivo muerto en combate”. La propuesta venía de altos mandos, pero se personificaba en el Teniente. Anteriormente, ya había habido un intento de llevar a cabo el plan, pero el antiguo Teniente, viéndose  superado por la culpabilidad, no fue capaz de llevarlo a cabo.

Con todo dispuesto, empiezó a funcionar el plan. La orden inicial, partió del mayor Rodríguez, que avaló la acción ilícita en la que darían muerte al lider campesino, afirmando que éste era una persona altamente peligrosa. Con el dinero recaudado se compró un revólver y ropa que serviria para “legalizar” a Aicardo. La persona que les vendió el arma trabajaba para la inteligencia militar. La noche del 7 de Julio de 2008, hubo una reunión de los cabos del Ejército  Piñeres y Perdomo con el Teniente Maestre. Escogieron al personal para efectuar la misión, en la cual se daría de baja a alias “El Murciélago”.

Esa misma noche, cruzaron el río para dirigirse  a Puerto Matilde. Al llegar a la vereda, se dividieron en dos bloques. Uno montaría un campo minado, que haría parecer que en ese lugar existía presencia guerrillera. El otro, en el cual se encontraba Eduard, buscaría a la víctima. En el momento de la separación, el Teniente se dirigió a Eduard y le dijo que seria él “quien le diera bala”.

Asi Eduard y sus compañeros se dirigieron a casa de Aicardo. El Teniente, les pidió que lo sacaran vivo de la casa y lo mataran unos metros afuera. Dispuesto a ejecutar el plan, Eduard llamó a la puerta. El corazón le latía a un ritmo descontrolado por causa de los nervios, y fue por culpa de éstos, que al abrirse la puerta, disparó instintivamente haciendo caso omiso a la orden que el Teniente le había dado. Sumido en un estado de ansiedad, entró en la casa, y de repente notó como alguien le agarraba la pierna. Pensando que Aicardo aún seguía vivo, volvió a dispararle 3 balas más. Aicardo estaba muerto.

A continuación, completamente aturdido, el soldado Eduard observaba  como sus compañeros se dedicaban a rematar el plan montando la escena del crimen. Mientras unos colocaban granadas de mano y una radio de comunicación dentro el domicilio, otros sacaron fuera el cuerpo y lo vistieron con los pantalones militares. Además para finalizar la escena, realizaron varios disparos con el arma comprada y se la colocaron en la mano. El cuerpo estaba, como dicen, “legalizado”.

A continuación, los habitantes de la vereda salieron de sus casas, y empezaron a recrimirnar el hecho a los militares. Explicaban que Aicardo, era un hombre de bien, sin relación con los grupos armados. Mientrastanto los soldados, exultantes, no escondían su alegría, habían cumplido su objetivo . Si Aicardo estaba muerto, significaba que acababan de lograr el tan ansiado permiso de 12 dias, tan sólo quedaba el trámite de realizar una falsa declaración, explicando como Aicardo les había atacado, que el Sargento Soler ya les había preparado.

Llegó la policia cientifica, y tras dar su visto bueno a la escena, decidió llevarse el cuerpo. La tensión comenzó a ir en aumento, y empezaron a despuntar los primeros palos y machetes. En esa situación, el teniente Florez fue quién tomo la iniciativa, y calmó a la población, que vió entre indignada e impotente, cómo acababan de dar muerte con total impunidad a su amigo y vecino Aicardo.

Tras realizar la declaración, Eduard, se sentía aliviado. Tuvo aún fuerzas para pedir disculpas públicas, antes de ser trasladado a una celda aislada en una prisión de alta seguridad, que lo alejaría de las amenazas recibidas. No obstante haber dado este paso, decir la verdad y acusar a altos cargos militares, sabía que puedía conllevar represalias fatídicas, tanto para él como para su família, de las cuales, ningún programa de seguridad podían salvarle.

Existen 18 casos más como este actualmente en proceso de juicio. No obstante la cifra total de falsos positivos, ascienden según la ONU alrededor de 2000. Es una metodología habitual en ejército ofrecer dinero o permisos a sus soldados a cambio de abatir miembros de grupos insurgentes. Éstos, con tal de acceder a las recompensas no les importa si la victima es realmente o no un guerrillero. Es triste pensar que la vida de una persona tenga un precio, en esta ocasión tan solo 12 días de vacaciones.

Aquí puedes encontrar la noticia del juicio:  Prensa rural   Radio caracol

ÚLTIMA HORA: Según las últimas informaciones recibidas a día de hoy, Martes 10 de Mayo, el soldado Eduard recibió una dura paliza después de su declaración. Al parecer ya tenian preparado dicho recibiemiento en su nuevo lugar de reclusión. Confiemos en que la seguridad del estado vele por su vida, puesto que esto podría ayudar a más gente a aclarar la verdad de otros casos.