La coca, el combustible de un conflicto

3 06 2011

Autor: IAP

Es común que al ser preguntados por  Colombia, la mayoría de respuestas asocien el país a la coca. Nos gustaría aclarar que Colombia es mucho más que eso, pero puestos a hablar de este tema en concreto, sería bueno previamente aclarar la terminología para no incurrir en errores. Primeramente debe diferenciarse entre coca (planta de cultivo legal), pasta de coca (hoja recolectada y procesada con gasolina, queroseno, ácido sulfúrico…), y cocaína (producto, normalmente refinado en laboratorios europeos o estadounidenses, obtenidos a partir de la pasta base y otros químicos).

Aclarados estos términos, podemos pasar a describir la realidad de la coca en la región. Durante las diferentes visitas, hemos podido constatar la existencia de muchos cultivos de coca, de hecho es una práctica habitual entre l@s campesin@s, alternar este tipo de cultivos con cultivos de pancoger (yuca, plátano, fríjol…). Este hecho, es utilizado continuamente por los medios de comunicación, para tildar a l@s campesin@s de Narco-campesinos o financiadores de guerrilla… Pero como en muchas otras ocasiones, ésto no es más que un uso publicitario de la realidad, para justificar las atroces intervenciones del Estado en su presunta guerra contra el narcotráfico y esconder las verdaderas carencias de inversión en la región. Para comprender esta realidad, es preciso indagar en sus raíces.

Porque cultivan coca los campesinos?

Para entender el porqué de la presencia de estos cultivos, es necesario conocer

Autor: IAP

todas las motivaciones que llevan al campesino a esta opción. Para l@s campesin@s, plantar coca no es una opción, es verdaderamente la única alternativa que tienen de obtener un ingreso económico mínimo, que les permita mantener a sus familias con dignidad. Much@s campesin@s han intentado subsistir mediante cultivos como yuca o plátano, pero la falta de inversión del estado en infraestructuras (muchas veces la carreteras sólo son transitables a pie o en mula), unido a la desvalorización del precio de los alimentos en el mercado hace que esta opción no sea rentable. Por ejemplo, el cultivo de plátano, que tarda un año en crecer, puede venderse a 1500 pesos (0.58 €) el Kg, a lo que hay que restarle los gastos de producción y transporte en las mencionadas condiciones. En cambio 1 kg de pasta de coca, que cabe en una maleta, se vende por 2.500.000 pesos (1000 €), y eso sin contar que la planta de coca produce hojas cada 3 meses. Como vemos la diferencia es sustancial, e intentar sobrevivir a partir de cultivos como plátano o yuca, en estas regiones, es totalmente inviable.

Los mism@s campesin@s, nos expresan muchas veces, su deseo de abandonar este tipo de cultivo, ya que solo le causa problemas pero para eso necesitan una alternativa productiva, que el Estado no les proporciona.  Como afirman: “Nosotros no somos narcotraficantes, somos campesinos que cultivamos coca, no porque queramos sino porque no hemos tenido otra opción para sobrevivir”.

Autor: IAP

En el ciclo productivo de la cocaína, el campesino es únicamente el que planta la hoja y la vende en los municipios en forma de pasta de coca. Lo ilícito no es el cultivo de la hoja ni su recolección, actividad legal en el país, lo ilegal es su uso ilícito, por lo tanto no debe hablarse de cultivos ilícitos, sino de cultivos de uso ilícito. En los municipios los narcotraficantes compran la pasta de coca y la procesan con químicos comprados a multinacionales extranjeras de manera legal, para aumentar sus ganancias mediante su comercialización principalmente en Europa y Estados Unidos. Así la coca se convierte en una de las multinacionales más rentables después de las armas y el entretenimiento.

Y que hace el estado para solucionar este problema?

Antes de entrar en los planes del Estado, es preciso aclarar que todas las acciones llevadas a cabo, no han conseguido rebajar los índices de producción de coca, probablemente porque no interesa acabar con este negocio del cual el propio Estado, militares, guerrilla y paramilitares se benefician (hasta la misma CIA reconoció en sus documentos desclasificados que se financiaba del narcotráfico). De hecho aunque continuamente se mediatice con que la coca es uno de los focos del conflicto a ser combatido, la realidad nos muestra que ésta no es el problema en sí, sino el  combustible que lo sustenta para todas las partes.

Hablar de la política del Estado en este tema, es hablar de Plan Colombia. Muy por encima, el Plan Colombia consiste en un cuantioso préstamo de dinero de EE.UU. a cambio de que el Estado colombiano combata el terrorismo y el narcotráfico mediante pautas estadounidenses.  Esta pautas siempre son dictadas  favor de grandes multinacionales, como Monsanto o Dyncorp, y en detrimento del campesino que es quién paga las consecuencias.

Dentro del Plan Colombia, el estado firmó un lucrativo contrato con Monsanto, a cambio de que éste le proporcionará el glifosato, un herbicida “inteligente” derivado de su conocido producto Roundup. Según afirmó el propio  gobierno, el glifosto es capaz de matar selectivamente las plantaciones de coca, sin afectar a los demás cultivos ni personas. La realidad es que el Estado contrató a Dyncorp, una empresa de aviación, para realizar fumigaciones indiscriminadas desde el aire, en las regiones donde se supone que existen cultivos de coca. Con esto, no se consigue solamente eliminar la coca, sino que también se mata los cultivos de pancoger de los cuales dependen las familias, se deja la tierra improductiva durante años y  se contamina el agua de la cual todos dependen.

La gravedad del asunto no termina aquí, ya que las personas también son fumigadas, provocándoles graves problemas de salud como quemaduras, vómitos o insuficiencias respiratorias. El campesinado es visto como una plaga, y por lo tanto las plagas hay que exterminarlas.

Muchos de l@s afectad@s se preguntan por qué el Estado en vez de gastarse el dinero con las fumigaciones no invierte en el campo, dándoles créditos, arreglando las carreteras y facilitando un plan de desarrollo alternativo que les permita sustituir su actual modelo de vida. El costo de la fumigación aérea con glifosato es de 626 $ (unos 500 €) por hectárea. Teniendo en cuenta las grandes extensiones fumigadas, esto se convierte en una gran suma de dinero, que solo ha servido para trasladar las personas y los cultivos a otras regiones, promoviendo una vez más el desplazamiento, muchas veces intencionado debido a la riqueza mineral de las regiones.

En resumen podemos ver que la coca es para el campesinado, no un negocio, sino el único método de supervivencia que le queda ante la falta de inversión del Estado. Éste en cambio, lejos de ayudar al desarrollo de la región,  dictamina mediante sus políticas que el culpable del consumo de las drogas es el campesinoque cultiva la hoja para sobrevivir, ocultando así los verdaderos beneficiarios del negocio y fomentando el desplazamiento de la población.

Otra reflexión necesaria, es el cambio de la visión europea que se tiene acerca del país y la coca, y como el consumo de la cocaína, financia un negocio mundial, como es el conflicto colombiano.

Anuncios




Entrevista a la profesora de la Escuela Rural de Puerto Culto, Catatumbo, Colombia

16 05 2011

Autor: IAP

Buenos días “profe”, nos gustaría saber un poquito su trayectoria personal…

Yo empecé a trabajar como docente en el año 2005, en una vereda que se llama Maicita que pertenece al centro educativo la Trinidad. Luego trabajé en Guaciles y el año antepasado estuve en San Juan de los Llanos. Por la distancia, tocaba caminar demasiado, hice un cambio con un compañero y lo mandaron para acá. Este es el segundo año en la vereda de Puerto Culto. Yo soy de Convención. Empecé como docente primero porque me gusta tratar con los niños y porque una conoce y se relaciona con muchas personas, eso es bonito.

Qué año se fundó esta escuela?

Esta escuela se creó en el año 1995, algo así, y la crearon los señores Liberalberto y su señora Viut Solipa que fueron los primeros en entrar juntamente con la comunidad. Primero había un ranchito, algo pequeño de paja y posteriormente con la ayuda del docente que llegó, duro acá 4 años, hicieron el rancho que ven acá.

Quién financia la construcción, los materiales?

Este ranchón, está hecho con el esfuerzo de la comunidad, que trabajó, saco la madera… Pero ya está aprobado un  proyecto para construir la escuela nueva, que va a ser la escuela de material. Ese proyecto será financiado por Ecopetrol y el municipio de Convención.

El tema de los recursos humanos, salarios, etc.?

Nosotros estamos contratados por una corporación que anteriormente se llamaba Paz y Futuro, ahora se llama Nueva Esperanza. Es dependiente del gobierno. El gobierno hace un convenio con la corporación pero esta, está ligada a la curia. Entonces a nosotros nos contrata prácticamente la curia

Cuantos niños maneja usted?

Autor: IAP

Actualmente hay matriculados 31 más dos que han llegado ahora 33. Las edades están entre los 5 y los 14 años.

Y entonces trabajan en una clase conjunta todos?

Si, trabajamos ahí en grupo, están los de primero, los de segundo, los de tercero, los de cuarto y los de quinto. Entonces uno le va explicando el tema a los de quinto y luego les coloca trabajo para que vayan desarrollando la guía, y mientras tanto le explico a otro grupo. Digamos se dan 5 clases simultáneas.

Y luego, la asistencia de estos niños y niñas es regular?

Hay niños que si son permanentes. Pero hay otros que por las edades no los mandan todos los días, son los niños de 5 o 6 años que están muy alejados… Hay otros que cuando está lloviendo demasiado no los mandan porque tienen que cruzar unas quebradas, y entonces los caños se crecen y a los padres les da miedo que se los vaya a llevar la corriente. También por la distancia, porque hay niños y niñas que  tienen que caminar dos horas cada día para llegar a la escuela.

Y por el tema de la familia, se implican en la escuela, vienen a visitarla, se interesan por lo que sus hijos e hijas hacen?

Hay padres de familia que si se interesan por los niños. Vienen preguntan, profe como está yendo, como se está portando… pero hay padres de familia que no vienen ni a las reuniones. Recuerdo que el año pasado yo tuve unos niños de los que no supe quién era el papá… Los citaba a reuniones y nada. Hay padres de familia que nos se responsabilizan de los niños.

Qué nivel adquieren cuando acaban de la escuela aquí?

Ellos terminan un 5º grado con 14 años, no hacen la secundaria en esta vereda. Algunos no llegan a terminar la escuela, porque se quedan trabajando, porque como tienen matas, ellos tienen que cuidarlas y no vienen. Al acabar la mayoría se quedan en la comunidad trabajando. Son pocos los casos que continúan sus estudios fuera.

Como es la vida de un maestro rural en la vereda?

Acá uno tiene que adaptarse. Porque uno viaja desde la casa, deja los hijos, la familia… Cuando yo llegué acá estaba muy sola. Al principio me aburría, me encerraba temprano porque me daba miedo. Pero poco a poco uno se va adaptando para cumplir con el trabajo.

Cada cuánto va a casa?

Primero iba cada 15 días, porque como estamos estudiando… hay un grupo de docentes que estamos estudiando y nos estamos especializando más. Yo soy bachiller académico, estamos especializándonos en la normal superior. Ahora como ya estamos acabando, solo nos faltan un par de clases, ya salimos cada mes, por el transporte y porque el sueldo no nos da tampoco para andar viajando tanto.

Y la familia no viene a visitarla aquí?

No. Yo tengo unas niñas, y ellas están estudiando allá. Acá no me gusta traerlas porque ellas están jóvenes y por estas regiones andan los grupos… Tengo una niña de 14 años y la región es peligrosa. Así mejor que estén allá en la casa.

Ahora queríamos saber u poco el tema del conflicto…

Yo aquí no me ha tocado aun el caso que lleguen los grupos armados y haya que cerrar la escuela. Acá dijeron que por seguridad, cuando llegara un grupo o el otro no se puede hacer clase, porque ambos se estacionan cerca y puede ser peligroso para los niños. Alguna vez han llegado aquí al colegio, y ha habido enfrentamientos aquí. Pero a mí acá todavía no me ha tocado.

Y por ejemplo en la temática de la escuela se habla de esto, se trata el conflicto con los niños y niñas?

No. Esos temas no se tratan.

Autor: IAP

Y cómo ve usted que afecta a los niños y niñas?

Acá los niños son muy callados. Ellos pueden ver lo que vean y no comentan nada. Por eso de los conflictos uno no le explica nada. Yo les digo que sigan estudiando y sigan adelante para que no se vayan a influenciar pero no se tratan los temas.

Y a usted?

En alguna vereda en la que yo entré a trabajar, eran colaboradores y allá como que me estaban encarrilando un poco hacia donde ellos iban, pero acá no he visto eso.. Prácticamente por eso pedí el cambio.

Por ejemplo me decían:

-Profesora, si acá viene el ejército, usted sabe que se tiene que ir preparando.

Yo decía, preparando para qué?

Y me decían, Usted se tiene que echar un AK encima.

Yo le decía un AK?

Me decían, usted se tiene que echar un AK, usted es ELNa y yo soltaba la risa y le decía que yo no me llamaba Helena, no les seguía el juego, no me gustaba ni quería involucrarme.

Allí llegaban grupos. A veces venían a hablar conmigo y me decían que tenía que explicarles a los niños el conflicto según su visión, explicarles la organización, explicarles más del la revolución… Nunca me involucré en estos temas y por miedo como dije pedí el cambio.

Conoce otros casos en que se haya tenido que cerrar escuelas por el conflicto?

Cuando yo estaba arriba en los llanos si se paralizaron las clases porque estaba el ejército y nos ponía en peligro. Entonces a los padres les daba miedo que de pronto llegara la guerrilla. Allí ha habido enfrentamientos también, ese era el temor de los padres de familia.

Y cuáles son sus expectativas de futuro?

Mis expectativas de futuro serian seguir estudiando, salir adelante, sacar mi familia adelante porque yo soy madre soltera y me ha tocado trabajar toda la vida para sacar mis hijas adelante. Tengo 3 hijas de 20, 14 y 9 años. La más pequeña me toco dejarla cuando tenía 3 añitos en la casa para poder trabajar, para poderles dar lo que ellas necesitan. Quisiera algún día poder terminar una licenciatura, para ser una gran docente. Estudiar, siempre me ha gustado el inglés, entonces quería estudiar eso pero no sé si mi carrera, mi trabajo, mi sueldo me dará para eso.

Suerte “profe” y gracias.

Gracias a ustedes





Ejecuciones extrajudiciales (Falsos Positivos)

8 05 2011

Miércoles 27 de abril de 2011, en el Juzgado Primero de Medellín, Eduard Alejandro Castaño Bolaños, exsoldado del batallón Calibre, Décima Cuarta Brigada del Ejército, se dirijía al estrado para dar su testimonio sobre el asesintato de Aicardo Antonio Tobón Ortiz alias “El Murciélago”, líder campesino del valle del Río Cimitarra   Se denotaba en sus pasos, su mirada, un estado de nerviosismo inusual. No en vano, lo que estaba a punto de declarar podía costarle la vida a él y a su familia. Empiezaba a pensar que tal vez no había sido una buena idea, y no ayudaban las miradas amenazantes que los acusados, sus antiguos compañeros de batallón,  le propinaron al cruzarse en el pasillo. Había mucha presión y amenazas para que no colaborara.

Aicardo, alias “El Murcielago” era un hombre muy querido en Puerto Matilde. Era un líder campesino de 58 años,  que se beneficiaba del programa de cría búfalos ofrecido por la ACVC. “El murcielago”, amaba sus búfalos, tanto que la pequeña casa de madera donde vivía, estaba construida encima del corral donde éstos dormian.

Eduard, avanzaba dubitativo, aún sin saber si el miedo lo vencería o si por lo contrario, sería capaz de sentarse y declarar. La recompensa por decir la verdad era una rebaja de 10 años en su condena, pero el precio podía ser la vida. Lo ayudo a seguir adelante el coraje transmitido por las abogadas, juntamente con el hecho de que este caso, por ser mediático, le conferia cierta protección. Otro dato favorable era la imparcialidad demostrada por el juez al encontrar los acusados desesposados tomando tranquilamente un café. Éste remarcó que todos los acusados debían  ser tratados con el principio de igualdad, independientemente de si son militares o civiles y por lo tanto debían ser esposados.

Inhalando una gran vocanada de aire, Eduard se sentó, tragó saliva y empezó a declarar.

Según explicaba los hechos ocurrieron el 8 de julio del 2008, en la vereda de Puerto Matilde, Yondó. Todo comenzó cuando los soldados del batallón Calibrio, vieron como llegaba a su campamento un camión de alimentos. En éste venía, además de la carga esperada, un dinero en gratituid por la liberación de  la excandidata presidencial Ingrid Betancur. Mientras los soldados recibían su premio ordenadamente en fila, el  Teniente Edgar Iván Maestre Flórez iba pidiendo a cada soldado un aporte de 70 – 80 mil pesos para hacer un trabajo. Los soldados de la contraguerrilla recibirían a cambio un permiso de entre 11 – 15 dias.

Los soldados aceptaron aún a sabiendas que el procedimiento para obtener dicho permiso era ilegal, y comportaba matar a un civil inocente, en este caso a Aicardo. En palabras textuales, el plan consistia en  “legalizar a alguien y hacerlo pasar como subversivo muerto en combate”. La propuesta venía de altos mandos, pero se personificaba en el Teniente. Anteriormente, ya había habido un intento de llevar a cabo el plan, pero el antiguo Teniente, viéndose  superado por la culpabilidad, no fue capaz de llevarlo a cabo.

Con todo dispuesto, empiezó a funcionar el plan. La orden inicial, partió del mayor Rodríguez, que avaló la acción ilícita en la que darían muerte al lider campesino, afirmando que éste era una persona altamente peligrosa. Con el dinero recaudado se compró un revólver y ropa que serviria para “legalizar” a Aicardo. La persona que les vendió el arma trabajaba para la inteligencia militar. La noche del 7 de Julio de 2008, hubo una reunión de los cabos del Ejército  Piñeres y Perdomo con el Teniente Maestre. Escogieron al personal para efectuar la misión, en la cual se daría de baja a alias “El Murciélago”.

Esa misma noche, cruzaron el río para dirigirse  a Puerto Matilde. Al llegar a la vereda, se dividieron en dos bloques. Uno montaría un campo minado, que haría parecer que en ese lugar existía presencia guerrillera. El otro, en el cual se encontraba Eduard, buscaría a la víctima. En el momento de la separación, el Teniente se dirigió a Eduard y le dijo que seria él “quien le diera bala”.

Asi Eduard y sus compañeros se dirigieron a casa de Aicardo. El Teniente, les pidió que lo sacaran vivo de la casa y lo mataran unos metros afuera. Dispuesto a ejecutar el plan, Eduard llamó a la puerta. El corazón le latía a un ritmo descontrolado por causa de los nervios, y fue por culpa de éstos, que al abrirse la puerta, disparó instintivamente haciendo caso omiso a la orden que el Teniente le había dado. Sumido en un estado de ansiedad, entró en la casa, y de repente notó como alguien le agarraba la pierna. Pensando que Aicardo aún seguía vivo, volvió a dispararle 3 balas más. Aicardo estaba muerto.

A continuación, completamente aturdido, el soldado Eduard observaba  como sus compañeros se dedicaban a rematar el plan montando la escena del crimen. Mientras unos colocaban granadas de mano y una radio de comunicación dentro el domicilio, otros sacaron fuera el cuerpo y lo vistieron con los pantalones militares. Además para finalizar la escena, realizaron varios disparos con el arma comprada y se la colocaron en la mano. El cuerpo estaba, como dicen, “legalizado”.

A continuación, los habitantes de la vereda salieron de sus casas, y empezaron a recrimirnar el hecho a los militares. Explicaban que Aicardo, era un hombre de bien, sin relación con los grupos armados. Mientrastanto los soldados, exultantes, no escondían su alegría, habían cumplido su objetivo . Si Aicardo estaba muerto, significaba que acababan de lograr el tan ansiado permiso de 12 dias, tan sólo quedaba el trámite de realizar una falsa declaración, explicando como Aicardo les había atacado, que el Sargento Soler ya les había preparado.

Llegó la policia cientifica, y tras dar su visto bueno a la escena, decidió llevarse el cuerpo. La tensión comenzó a ir en aumento, y empezaron a despuntar los primeros palos y machetes. En esa situación, el teniente Florez fue quién tomo la iniciativa, y calmó a la población, que vió entre indignada e impotente, cómo acababan de dar muerte con total impunidad a su amigo y vecino Aicardo.

Tras realizar la declaración, Eduard, se sentía aliviado. Tuvo aún fuerzas para pedir disculpas públicas, antes de ser trasladado a una celda aislada en una prisión de alta seguridad, que lo alejaría de las amenazas recibidas. No obstante haber dado este paso, decir la verdad y acusar a altos cargos militares, sabía que puedía conllevar represalias fatídicas, tanto para él como para su família, de las cuales, ningún programa de seguridad podían salvarle.

Existen 18 casos más como este actualmente en proceso de juicio. No obstante la cifra total de falsos positivos, ascienden según la ONU alrededor de 2000. Es una metodología habitual en ejército ofrecer dinero o permisos a sus soldados a cambio de abatir miembros de grupos insurgentes. Éstos, con tal de acceder a las recompensas no les importa si la victima es realmente o no un guerrillero. Es triste pensar que la vida de una persona tenga un precio, en esta ocasión tan solo 12 días de vacaciones.

Aquí puedes encontrar la noticia del juicio:  Prensa rural   Radio caracol

ÚLTIMA HORA: Según las últimas informaciones recibidas a día de hoy, Martes 10 de Mayo, el soldado Eduard recibió una dura paliza después de su declaración. Al parecer ya tenian preparado dicho recibiemiento en su nuevo lugar de reclusión. Confiemos en que la seguridad del estado vele por su vida, puesto que esto podría ayudar a más gente a aclarar la verdad de otros casos.





Acompañamiento Internacional

24 04 2011

Autor: IAP

En este post queremos explicar qué es el acompañamiento internacional ya que muchas veces nos preguntan, y vemos que suele confundirse con conceptos como “Escudo-Humano”. Además es habitual que se lo etiquete como peligroso, cuando en realidad no hemos sentido ningún peligro más que quedarnos atrapados en el barro de las montañas o volcar con furgonetas que llegan a ponerse en vertical (suerte de nuestro conductor Gadaffi).

Autor: IAP

El acompañamiento internacional es una acción no-violenta cuya finalidad es brindar protección a organizaciones sociales y comunidades que por su trabajo presentan un alto riesgo de vulanerebilidad en el marco de los Derechos Humanos.

Autor: IAP

Este tipo de acción se realiza desde hace 30 años en distintas partes del mundo (Nicaragua, Colombia, México, Palestina-israel, Nepal, Indonesia, Haití, Balcanes…) a través de distintas organizaciones internacionales, entre ellas IAP . En estos paises, el acompañamieto internacional se ha hecho necesario debido a que el Estado, que es quién debería garantizar la protección de estas organizaciones, posee otros intereses y no solo  incumple con su deber sino que además es quién realiza la mayor parte de las violaciones del Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos.

Las violaciones más comunes contra la población civil que pueden observarse en terreno son:

  • Presencia de fuerza pública/Bases militares en zonas pobladas
  • Allanamiento sin orden judicial
  • Empadronamiento y obtención de datos ilegalmente
  • Amenazas y señalamiento
  • Captura
  • Bloqueos económicos, alimentarios y sanitarios

El acompañamiento se focaliza en tres puntos básicos:

  • Presencia física de observadores internacionales en zonas de conflicto. Este es el punto más visible ya que són estos los encargados de observar el cumplimiento del DIH y de los DDHH. En caso de incumplimiento, són estos los que deben usar diferentes técnicas (interlocución, obtención de datos fotográficos…), para disuadir a los actores estatales de cometer dichas violaciones.
  • Incidencia política. Se realiza a través de las redes de apoyo que las organizaciones internacionales tienen conformadas en varios países y a nivel nacional con las autoridades locales. En caso que los observadores en terreno no consigan dissuadir a alguno de los actores estatales, es esta incidencia la que debe disuadir mediante sus contactos a más alto nivel.
  • Información, documentación y sensibilización sobre las organizaciones y comunidades acompañadas y su situación de vulnerabilidad.

Autor: IAP

Llevado a la práctica, el acompañamiento consiste en primeramente avisar a los altos mandos militares de nuestra presencia en terreno. Esta acción es por sí misma diuasoria ya que en muchas ocasiones, algunos actores armados desaparecen temporalmente de la zona por esta llamada. Si una vez en terreno se encuentra algún actor armado legal vulnerando el DIH, se procede a la interlocución con el mando principal. Normalmente, esta acción es suficiente para disuadir, pero en caso de persistir la violación, se recogen datos e información gráfica con la finalidad de denunciarlo posteriormente a las autoridades competentes. En los casos más graves, como capturas ilegales, desde terreno se contacta con la oficina central para que lo escale a más alto nivel político. En muchas ocasiones esta acción es también disuasoria ya que los altos mandos no estan dispuestos a crear un conflicto internacinoal, con observadores internacionales de testigos, por una violación en terreno.

En este video podemos ver una interlocución, que se lleva a cabo por la presencia militar dentro de un espacio civil como es el Refugio Humanitario del Catatumbo (un espacio campesino libre de armas). En este video se puede observar como a través de la inerlocución el acompañante es capaz de disuadir a los militares de que etren al refugio. También podemos observar como una vez establecida las primeras interlocuciones, son los mismos campesinos los que continuan con ella.

En conclusión podemos ver como el acompañamiento es una es una acción no violenta que utiliza herramientas de disuasión tan poderosas como la palabra fundamentada.

Aprovechamos a insertar el video de la presentación de IAP. En el minuto 1:14:00 esta Eli!

http://justin.tv/prensarural/b/285736996





Reconstruyendo el tejido social…

21 04 2011

Autor: IAP

Durante los últimos 16 días, hemos podido conocer una nueva región de Colombia realizando acompañamiento muy entretenido en diferentes veredas (largas caminatas, mulas, barro hasta las rodillas, coches al borde del precipicio, búfalos…) a la organización ASCAMCAT (Asociación Campesina del Catatumbo).

ASCAMCAT, es una organización conformada en

Autor: IAP

2005 por habitantes de las regiones rurales del Catatumbo. El fin es reconstruir un tejido social, destruido por la guerra sucia, que permita generar condiciones de vida digna y desarrollo de l@s campesin@s. La organización trabaja sobretodo en verdeas muy alejadas e inaccesibles, donde sus habitantes, debido a la no inversión del Estado, se encuentran en un estado de olvido y desamparo. Es por eso la importancia de las formaciones no se limita a la capacitación en sí, sino también, al hecho que llegar a estas veredas, revierte este sentimiento de olvido.

Autor: IAPConcretamente asistimos a talleres de formación de líderes locales, organización interna, y también de cría de búfalos, proyecto que se ha llevado a cabo exitosamente en otras regiones. Para realizar estos talleres, la organización cuenta con el apoyo de gente universitaria, formada específicamente en los temas tratados, lo cual es doblemente positivo ya que además de traer especialistas, acerca a la realidad rural a colombian@s residentes en núcleos urbanos. La temáticas de los talleres, se ajustan siempre a las preocupaciones locales, en este caso , Derechos Humanos,  Historia del conflicto, Ecología, Minería, Ética… y se imparten de manera que siempre quedan espacios abiertos a la participación de l@s asistentes.

Estas formaciones se dieron en diferentes lugares y esto nos permitió conocer

Autor: IAP

mejor la realidad de la región. Pudimos observar como el conflicto es caliente y latente. Durante nuestra estancia sucedieron acontecimientos, realizados tanto por grupos insurgente como por el ejército, que lo demuestran.  Por parte de los grupos insurgentes hubieron detonaciones de oleoductos próximos a la población y por parte del ejército observamos reiteradas amenazas, allanamientos, hostigamientos, o presencia militar dentro de la población civil que son violaciones del Derecho Internacional Humanitario y ponen en peligro a la población, lo que nos obligó a intervenir en reiteradas ocasiones.

Así pues, fue  un acompañamiento largo y completo, en el cual pudimos ver como dentro de un conflicto tan largo y latente, envuelto en un espiral de violencia, hay organizaciones sociales como ASCAMCAT, que no solo trabajan y protegen el campesinado, sino que también les brindan posibilidades de futuro y esperanza.





Retorno y Justícia

30 03 2011

Autor: IAP

Nuestro tercer acompañamiento nos lleva a la región del Meta, situada entre la cordillera oriental andina y el llano. Concretamente a una pequeña vereda llamada Costarrica, a donde acompañamos a la organización DH Bajo Ariari. El objetivo fue tener un primer contacto con el campesinado de las veredas cercanas, escuchar sus testimonios y conformar un pequeño comité de derechos humanos que ayude a aclarar y denunciar las violaciones que durante tiempo han sufrido.

Autor: IAP

El aparentemente corto viaje (2h) que une Bogotá con Villavicencio, capital del Meta, se convirtió  en una larga espera de 8 horas debido a un deslizamiento de tierra. Pero los problemas no acabaron aquí. Tras perder algún equipaje, fuimos recogidos por un 4×4 que nos llevaría por un camino forestal al lugar de reunión. El camino para nosotros fue precioso, atravesando dos ríos (sin puente), y por en medio de una espesa vegetación, pero ni el conductor ni el coche pensaban lo mismo y tenían razón. En un momento determinado se quemó el embrague del coche quedándonos varados en medio del bosque. Así pues el trayecto concluyó con caminata de 2 horas, mochilas a cuestas, hasta llegar a a una pequeña ex-escuela donde se realizó la reunión. Allí nos esperaban l@s asistentes desde hacia varias horas.

Autor: IAP

Tras la presentación  de tod@s, tocó el turno de escuchar los estremecedores testimonios locales. Tod@s l@s asistentes explicaron su historia; mujeres cuyos maridos e hijos habían sido asesinados y tras poner la denuncia aún esperaban una mínima respuesta, el relato de las niñas que nos enseñaban en la misma escuela como el ejército la destruyó, quemando los libros, incluso inutilizando con pintura las pizarras…. Las atrocidades fueron varias, y todas cometidas por ejército y grupos paramilitares; asesinatos, destrucción de hogares y escuela, robo de ganado, de tierras… Todo tenía un único objetivo, el desplazamiento forzado, sembrando el terror y dando entender a la gente  de la región que allí, no tiene posibilidades de supervivencia ni educación.

Autor: IAP

Después de un periodo de obligado desplazamiento, toda esta gente esta paulatinamente volviendo a su hogar, repoblando el campo pese a que el peligro aún es latente y el conflicto continúa. Su deseo, ver como se hace justicia sobre los asesinos de sus familias y poder así comenzar de nuevo a vivir en paz.

Autor: IAP

Tras concluir la reunión y determinar los pasos a seguir, tuvimos la oportunidad de compartir tiempo con ell@s a modo personal. Una vez más nos sorprendieron excepcionalmente con su curiosidad, amabilidad… Ésta quedo manifiesta en el momento de partir. Tras una nueva caminata de dos horas, esta vez acompañados por l@s campesin@s, llegamos de vuelta al lugar donde se encontraba varado el coche. Aún no podemos explicarnos como fuimos capaces, gracias a su ayuda, de sacar el coche de aquel lugar. La vuelta, aunque agotadora y peculiar (volvimos en un camión de bananos) fue una auténtica lección de compañerismo y solidaridad.





¿Oro o Agua?

28 03 2011

Autor: IAP

Tal como explicamos en el post anterior, nuestro primer acompañamiento fué al municipio de Califonia ( NE de Bucaramanga). La organización acompañada fué la ACVC (Asociación del Valle del Rio Cimitarra) y la finalidad reunirse con los líderes de junta comunal de las diferentes veredas (asentamientos alejados del casco urbano) de la región.

El municipio de California, es una región altamente rica en diversos aspectos. Por una banda, posee una riqueza natural, con ecosistemas únicos  como son el páramo y el bosque nublado andino. Además, gran parte de los ríos que abastecen las ciudades de alrededor (tanto de agua como de pescado) nacen en sus montañas. Por otra banda posee una gran riqueza mineral, concretamente oro. Este oro ha sido históricamente explotado por pequeños mineros artesanales, pero en los últimos años, concidiendo con el Plan Colombia Minera 2019, se ha atraído el interés de las grandes compañias transnacionales mineras. Esto se ha conseguido en gran parte con una rebaja sustancial (nosotros diríamos regalo) de las regalías que estas empresas han de pagar al país. Concretamente éstas han pasado del 15% al 0.5%. Es decir ya no basta con despojar y  regalar tierras sino que ahora se regalan recursos.

El objetivo princiupal de la reunión era conocer directamente de l@s campesin@s afectad@s  el impacto que estas empresas han conllevado, tanto en el aspecto natural como social.

El aspecto natural es obvio. La intención de las empresas (entre ellas Greystar) era pedir la concesión de minería al aire libre. Esta consiste en reventar la montaña y poco a poco ir extrayendo el oro de los escombros. Asi pues en el aspecto natural, se procedería a la destrucción del ecosistema, y una mayor contaminación de ríos que con la explotación minera actual.

Autor: IAP

En el aspecto social se encouentran muchísimos problemas. El primero es que la promesa de que la empresa aportaría dinero a la región, no solo ha sido falsa, sino al contrario, ha conllevado un mayor empobrecimiento. La empresa no compra los alimentos locales (son todos importados de las ciudades), y a parte una fracción de los salarios se pagan en vales que son de obligatorio cobro en la ciudad próxima de Bucaramanga, y por lo tanto también gastados en la misma.

Otro problema social que ha venido unido a las transnacionales es  la aparición en el municipio de prostitución. Gran cantidad de mineros hacen valer su pequeña ventaja adquisitiva comprando el cuerpo de mujeres e inclusive niñas. Otras veces lo hacen bajo la promesa de pagar estudios a chicas sin posibilidades, llegando en muchas ocasiones a dejarlas embarazadas prematuramente, para a continuación no responsabilizarse y abandonarlas. Este echo de abandono de mujeres e hij@s, no es un problema específico de la región sino es un problema social muy extendido en todo el país del cual ya hablaremos en futuros artículos.

La  presión mediática ejercida por parte de grupos ambientalistas, así como la amenaza de contaminación de aguas, ha hecho que gran parte de la población se posicionara en contra de este tipo de minería. Esto creó una gran incertidumbre en el gobierno, que durante semanas dudaba de qué veredicto dar a la petición de minería abierta hecha por Greystar. Esta incertidumbre se transformó en una caída del valor de las acciones de Greystar en la bolsa. Este echo hizo que finalmente Greystar decidiera renunciar a su petición. No obstante esta renuncia está muy lejos de  ser una victoria. Explicamos. Actualmente Greystar ya está explotando las minas, aunque lo hace bajo suelo, perforando en Galerías. Estas  galerías no son pequeñas, sino suficientemente grandes para que pasen los camiones. Estas perforaciones dentro de la montaña, provocan a largo plazo una perdida de agua en el suelo del páramo,  que con los años éste se irá alterando hasta su destrucción, y es entonces cuando la compañía tiene previsto solicitar la licencia para explotación al aire libre. La renuncia ha creado por otra parte un conflicto interno en el municipio entre mineros a favor de la transnacional y campesinos con tierras en contra, que además ven como progresivamente se secan sus tierras.

Autor: IAP

Es por eso que la lucha continúa y que en la reunión además de conocer estos problemas se buscaron actividades a realizar y se definieron los pasos a seguir para además de conservar el ecosistema, incluir en el proyecto a los mineros artesanales, dándoles las herramientas para que su actividad sea sostenible y no contaminante.

En definitiva podemos decir que fue un acompañamiento sin problemas, en una zona preciosa y a su vez muy interesante.