La informalidad como alternativa (I): La vivienda informal

7 12 2011

Asentamiento Humano Los Angeles, Piura.

Cuándo se habla de economía informal se piensa inmediatamente en un problema. Vendedores clandestinos cuyos negocios no pagan impuestos, tierras ocupadas que no están registradas…  Hacer esta relación es enfocarlo de una manera totalmente  errónea. En Perú, como en otros países, el problema no es la economía informal, sino el Estado, que no es capaz de satisfacer las necesidades básicas de los más pobres. Es por ello que aparece una respuesta popular espontánea y creativa: La economía informal.

Este primer capítulo hablaremos de la vivienda informal. Estas se encuentran en los llamados Asentamientos Humanos (AAHH) que son extensiones desérticas anexas a la ciudad, ocupadas por gente necesitada, mediante un proceso de invasión. Allí edifican sus viviendas.  A día de hoy estos AAHH  conforman grandes barrios que rodean las principales ciudades del país.

Poco antes de los años 40, empezaron en Perú las grandes migraciones del campo hacia la ciudad.  La falta de oportunidades, sobretodo a nivel educativo,  juntamente con la crisis que afecto al agro entre el 40-45, obligaba a las familias a buscar nuevas oportunidades en la ciudad.  Al llegar a las ciudades, se encontraron con un mundo hostil. La ciudad, no estaba preparada ni dispuesta, a acoger los migrantes del campo  y esto se hizo notorio en diversas leyes, que les dificultaba enormemente el acceso a la vivienda, educación y al trabajo. Ante esta exclusión y viendo que eran números@s, empezaron a organizarse para, mediante métodos “ilegales”, alcanzar objetivos legales como construir una casa, obtener un trabajo… En la actualidad ya no son migrantes del campo los que conforman nuevos AAHH, sino gente que ha nacido en AAHH y que por la reiterada falta de oportunidades, se ve obligada a buscar nuevos terrenos donde establecer su casa.

Con el fin de procurarse una vivienda aplican un método que va exactamente al revés del proceso legal. En vez de adquirir una propiedad, edificar, obtener servicios y ocupar la vivienda, éstos, ocupan primero el terreno, luego construyen, luego lo habilitan y sólo al final obtienen la propiedad.  Todo este proceso se lleva  acabo de manera muy organizada.

Proceso de Invasión

El proceso de invasión comienza con la reunión de un grupo de personas que comparten una misma finalidad, procurarse una vivienda.  A menudo también colaboran “invasores profesionales” (sindicalistas, políticos o empresarios) que aportan su experiencia a cambio de beneficios políticos o económicos.

En estas reuniones primeramente se decide el lugar que se quiere invadir. Además de los factores geográficos, se tiene muy en cuenta la propiedad del terreno. El 90% de invasiones exitosas se llevan a cabo en terrenos estatales, ya que al no afectar a alguien en concreto, hay menos posibilidades de recibir una reacción contraria. No obstante algunas invasiones en terreno privado, sobretodo si pertenecen a alguien que acumula muchos terrenos,  han acabado con el Estado concediendo la propiedad a los invasores.

A continuación se planifica el futuro asentamiento. Primero, se contrata a ingenieros o a estudiantes de ingeniería para que tracen los planos. Se reparten los lotes de tierra, se reservan áreas para futuros edificios públicos (escuelas, centros de salud, parques). Luego, se empadronan los futuros habitantes y se determina un aporte para gastos comunes. Por último se confecciona la organización del asentamiento. Esto es, se determina los responsables de la negociación con la autoridad, el control del orden público del asentamiento y se organiza una resistencia contra cualquier intento de desalojo.

Bandera peruana en Asentamiento Humano

Una vez realizados los pasos previos, se procede a la invasión. Esta normalmente se realiza de noche o la madrugada,  coincidiendo a ser posible con una festividad, ya que esto reduce las posibilidades de una reacción rápida por parte de la policía. Las familias llegan con palos, esteras y todo el material necesario para levantar su primera vivienda. Es muy común que llenen el lugar de banderas peruanas para indicar que no se está cometiendo ningún delito, sino un acto patriótico de justicia social. A continuación empiezan a marcar y distribuir los lotes de acuerdo con el plano previamente elaborado y se colocan encima las esteras en forma de iglú. Esta será su primera casa. En las jornadas siguientes se distribuyen los trabajos para conformar el asentamiento: edificar las casas con las esteras y palos y negociar con el comité de microbuseros más cercano para que extienda la ruta hasta el nuevo asentamiento.

Obtención de la propiedad y relaciones dentro del AAHH

Asentamiento humano Castilla, Piura

Una vez realizada la invasión, los esfuerzos de los pobladores se encaminan en dos temas. En la obtención de la propiedad del terreno, y en, a medida que avanza la “legalidad” de su asentamiento, invertir en una mejor vivienda (edificación con mejores materiales).

Respecto a la obtención de la propiedad del terreno, se realizan negociaciones en el ámbito político y burocrático, lo cual exige contactos. Es habitual que una directiva designada para las negociaciones, sea substituida si pierde acceso a las autoridades. Estas negociaciones abarcan el reconocimiento del derecho de propiedad, la provisión de servicios básicos, justicia pública y obras de infraestructura. Pero este proceso es muy largo. Se calculan que son unos 160 pasos administrativos que duran un promedio de 20 años.

Durante este tiempo la vida dentro del asentamiento es bastante precaria y es por ello que los pobladores del asentamiento se organizan para cubrir las carencias existentes. La situación de cada AAHH dependerá de la Junta Directiva que tengan y de cómo logren organizarse.

Algunos aspectos a destacar de la organización son: conservar el registro de propiedad predial del asentamiento en los que a la larga se basará el Estado para otorgar las propiedades y la administración de justicia dentro del asentamiento. La justicia de imparte a nivel predial y penal. A nivel predial resuelven casos de incumplimiento de contractos, disputas familiares en torno a propiedad de un terreno, etc. A nivel penal se resuelven casos de delito de una manera particular, dando especial importancia a los testimonios de los vecinos.

Como vemos, la invasión de terrenos, es una respuesta organizada de la población ante una falta de inversión social. Los más pobres y descontent@s no están dispuest@s a aceptar una sociedad en los cuales las oportunidades, las propiedades y el poder son propiedad de muy pocos. De una manera u otra las personas  conciben que las autoridades, las instituciones legales del país, no les permiten realizar sus expectativas por básicas que sean, ni les otorgan límites mínimos de facilidades y protección. Todo ello, les produce una frustración tal que podría desembocar fácilmente en violencia. Para evitarlo buscan la única alternativa posible, La informalidad.

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: